VISITA RIOFREDDO Y LA “VALLE DELL’ANIENE”

Aquí podréis reservar las entradas para visitar el MuDeCu con nuestras guías profesionales, cuyo objetivo es proveer de una descripción detallada de nuestras colecciones, culturas y del medio ambiente que nos rodea.

Nuestro museo incluye también una oficina de información donde podréis encontrar restaurantes y estructuras receptivas del territorio

Si venís a Riofreddo no solo descubriréis las magníficas exposiciones del museo, sino también tendréis la posibilidad de dar paseos o practicar senderismo por varios itinerarios en el medio de la naturaleza incontaminada y rodeados por montañas maravillosas, las cuales son nuestra joya de la corona. Además, cada año se organizan ferias y eventos tradicionales a los que participa mucha gente. İNo os perdáis esta ocasión!

Como decíamos antes, si os gusta el senderismo o ir en bicicleta, Riofreddo es el lugar perfecto: hay varios recorridos equipados que unen la aldea a los otros pueblos limítrofes. Por ejemplo, el barrio “Castiglione” ofrece un sotobosque atractivo donde poderse relajar y mantenerse en forma. 

No es una casualidad que en la “Valle dell’Aniene” Riofreddo sea un destino histórico para los que proceden de Roma: de hecho, en el siglo XIX la burguesía romána y también personalidades famosas que querían descansar elegían nuestro pueblo como meta perfecta donde poder pasar y disfrutar de las vacaciones en cualquier período del año, dado que no está muy lejos de la ciudad. A menudo las personas se enamoraban de la belleza del territorio y de sus rincones más sugestivos tanto que decidían comprarse una casa o una parcela para establecerse en Riofreddo de manera permanente. Por lo tanto, la historia nos enseña cuánto ese territorio puede ser apreciado.

Hay que mencionar también lo que anima Riofreddo: su gente. Los habitantes se distinguen por su cortesía y acogida; estas características hacen que la permanencia sea aún más agradable para los que quieren huir de la vida frenética y caótica de la ciudad. 

Desde el punto de vista geográfico, Riofreddo se encuentra al confín entre Lazio y Abruzzo; si procedéis de Roma es el último pueblo del Lazio por la calle “Tiburtina Valeria”, mientras si procedéis del Abruzzo es el primero que encontráis. A lo largo del tiempo muchas personas con trabajos, culturas y tradiciones diferentes llegaron, se quedaron, se fueron…

Esto es el por qué ese pueblo está acostumbrado a ser acogedor y amable

¿QUÉ OS ESPERA?

PATRIMONIO CULTURAL

ORATORIO DE LA “SANTISSIMA ANNUNZIATA”

El oratorio de la “Santissima Annunziata” es una de las obras artísticas más importantes del siglo XV en la región del Lazio; como atestigua la placa marmórea con fecha 1422 en la fachada, la iglesia fue edificada en tiempo de Martino V comisionada por el Señor de Riofreddo Antonio Colonna. Se caracteriza por una estructura mural recubierta con revoque; tiene un portal coronado por un arco de medio punto que está delineado por una secuencia de sillares que lo encajan en una cornisa de estilo durazzesco. En la parte superior se pueden distinguir a duras penas el escudo de armas de la familia Colonna y las iniciales de Antonio esculpidas a sus lados; en la fachada podemos notar también restos de una pintura mural inicial: gracias a los típicos arañazos cruzados hay la posibilidad de reconocer el perfil de una aureola que todavía muestra un trabajo en “pastiglia”, es decir una técnica pictórica que consiste en dorar o pintar una determinada superficie. 

Dentro del oratorio hay un único salón rectangular con bóveda de cañón que se encaja perfectamente en la estructura; todas las paredes interiores presentan una pintura, y ese conjunto hace que la iglesia presente una atmósfera majestuosa y monumental. En la luneta arriba de la entrada hay la Crucifixión de Jesucristo, mientras que en la pared del altar está representada la Anunciación, episodio fundamental del ciclo de pinturas, porque el nombre del oratorio se inspira en esta obra. Además, en la bóveda encontramos el Triunfo de Jesucristo, rodeado por una multitud de ángeles, los cuatro Evangelistas y los Doctores de la Iglesia.

El puente de San Jorge toma su nombre del cercano monasterio; se encuentra por la “Valeria Nova”, la calle antigua en la época del imperador romano Nerva (97 D.C.) y atraviesa el arroyo “Bagnatore”. Tiene la forma de un arco de medio punto construido con “opus quadratum” (Latín), es decir sillares cuadrados, que apoyan sobre bajas cepas; desde las impostas sobresalen cinco modillones que sirven para sostener el encofrado de vigas en madera (estructura temporánea para dar forma a la obra); las arquivoltas presentan sillares diferentes que destacan gracias a un suave estilo almohadillado, que consiste en colocar las piedras de manera irregular o saliente para crear un juego de luces y sombras. Algunos tienen pequeños zócalos para elevar el arco. 

Entre 2008 y 2009 la Superintendencia realizó una restauración que consistió en la manutención del enorme viaducto del siglo XIX con espolones de refuerzo.

PUENTE DE SAN JORGE

CASTILLO COLONNA-DEL DRAGO-PELAGALLO

Edificado entre los siglos XI y XII, originalmente el castillo tenía una configuración cuadrangular con cuatro torres cilíndricas en las esquinas, sucesivamente reducidas a dos, y el torreón en la parte delantera. A partir del siglo XII, los Colonna son los primeros señores que gobiernan Riofreddo; la figura más emblemática de esta familia fue Landolfo: vivió durante las últimas décadas del siglo XIII y fue “Miles Rivi Frigidi” (Latín), es decir soldado de Riofreddo. En el siglo XVI la familia Del Drago sucedió a la familia Colonna y rigió el pueblo hasta el siglo XIX; la relación entre la población y estos señores fue llena de controversias a consecuencia de una actidud hostil y severa hacia la comunidad local. En el siglo XVI Riofreddo se convirtió en Marquesado hasta 1859, cuando la familia Pelagallo heredó de la familia Del Drago el castillo. 

Hoy en día, la fortaleza es todavía propiedad privada y desde 1995 está vinculada por la Superintendencia competente.